Capítulo 6


Antes de que pudiese darme cuenta ya era el día del cumpleaños de Jaz. Mi padre había estado ocupado la mayoría de los días así que tuve que encargarme de comprarlo todo para la fiesta. De alguna manera estaba emocionada, como si fuese yo quien cumplía años. Jaz no sabía nada de que iba a ir al concierto de su ídolo aquella misma noche y casi podía imaginarme su cara cuando se enterase. Mi padre también había podido conseguir la entrada para Alice así que de alguna manera me tranquilizaba saber que no iba a estar sola con mi hermana entre un millón de adolescentes con las hormonas revolucionadas. Que tu mejor amiga vaya a algún lugar que a ti no te gusta tranquiliza un poco pero era totalmente consciente de que cuando el chico saliese a cantar yo me volvería completamente invisible para ella. Bueno, y para todos en general.
Alice y yo, que comimos dentro de mi casa para disponer de más tranquilidad mientras todos los amigos de mi hermana correteaban por el jardín, fuimos las encargadas de sacar la tarta. Al verla los ojos le brillaban. No era especialmente grande, pero la forma en la que estaba decorada era increíble, reinando en su mayoría el color rosa y morado, sus favoritos.


-¡Quiero abrir los regalos antes de la tarta! –Le reclamó a mi padre


Él accedió sin pensárselo mucho. Pronto todos los niños se acercaron a ella con sus regalos en la mano e ilusionados por ver si habían elegido bien. Jaz empezó a abrir todos, uno por uno pero ansiosa por descubrir los que le quedaban. Una gran oso blanco de peluche le agrandó los ojos y la sonrisa, sin duda era el que mas le había gustado. De momento. Mi padre se acercó a ella y le dio una caja morada con un lazo fucsia cerrándola. Ella rápidamente cogió uno de los extremos del lazo y tiró deshaciéndolo con facilidad. Frunció el ceño al ver solo un sobre blanco y unos cuantos caramelos en su interior. Miró a papá confusa, con una mirada que expresaba desilusión y decepción en grandes cantidades. Mi padre sonrió y le dijo que abriera el sobre. En solo unos segundos su cara cambió por completo y no hacía falta más para saber que ese, ahora sí, había sido su regalo favorito.


-Dios, dios, dios, no me lo puedo creer. ¿Esto va en serio? ¿Es mía? No es falsa, ¿no? –Preguntó mirándola por ambos lados cuidadosamente, como si tuviera un tesoro en sus manos.

-Claro que no es falsa.-Respondió mi padre riendo.

-¡Voy a conocer a Justin! ¡Hoy voy a conocer a Justin! ¡El día de mi cumpleaños! Dios, es el mejor cumpleaños de mi vida. Gracias, papá. –Dijo lanzándose a él y abrazándole con fuerza.

-De nada, pero me tienes que prometer que estarás todo el rato con tu hermana y que no te separarás de ella.

-Si, si, te lo prometo. Gracias, te quiero.


Tras repartir la tarta y hacer unos cuantos juegos en el jardín, la fiesta se dio por concluida y empezó la otra gran parte del día. El concierto. Nos vestimos, puse algo de maquillaje a Jazmin ya que no paraba de insistir, cogimos las entradas y lo necesario, y fuimos a recoger a Alice para ir todos juntos. Mi padre nos llevó al lugar donde se realizaba y la cantidad de gente que había esperando para entrar nos impresionó, ni siquiera se podía diferenciar donde comenzaba de donde terminaba. Por suerte no teníamos que ponernos a hacer cola. Los que teníamos entradas VIP entrábamos por otra parte, con muchísima menos gente esperando. Pronto abrieron las puertas y nos indicaron como llegar a nuestro sitio. Primera fila. Justo pegadas al escenario.


-Ni en mis mejores sueños había imaginado esto. Estoy en primera fila y dentro de unos minutos voy a tener a quien ha formado parte de mi vida este ultimo año solo a unos metros.-Dijo Alice completamente sorprendida.


Sonreí por el nerviosismo de ella y de mi hermana. No me hacía gracia estar ahí en primera fila cuando realmente quería estar fuera. Cualquier otra chica merecía más ese lugar que yo. Cualquier otra chica lo iba a disfrutar más. Por las pantallas de fondo se proyectaban anuncios mientras el lugar se iba llenando y el ruido iba incrementando. Eran impresionantes las magnitudes de un concierto de este chico, eso nadie lo podía negar. De pronto apagaron las luces y todo el mundo comenzó a gritar. Esto iba a comenzar. Una luz verde comenzó a moverse hacia todos lados hasta que por el suelo empezó a expandirse lentamente un humo blanco para dar paso a una bola, donde dentro, la figura de un chico completamente quieto hizo que los decibelios de los gritos del lugar aumentasen notablemente. Jaz y Alice comenzaron a gritar. Era él. Ahí fue cuando todo comenzó.

4 comentarios:

  1. elena justin bieber tqmm23 de mayo de 2010, 21:50

    justin bieber te amoo te quiero eres wapisimooooo y me encantan tus cancionessss bssss de elena tu mayor fannn bss tq

    ResponderEliminar
  2. Me encanta de verdad, eh!!!!! Y consejo, cual quieres, si lo haces todo MUY BIEN!!!! ;)

    Me encantan tus capítulos!!! Y ya verás como pronto te suben las visitas!!! xD

    Besos ;)

    ResponderEliminar
  3. wow!!
    Q gran escritora eres!!!!
    En donde esta el cap. 1 me gustaria leerlo y si no te molesta representarla en mi secundaria claro si tu quieres.

    ResponderEliminar
  4. weno wapa tus capitulos stan mu chulos aun k sean de ya saes kien
    weno dww

    ResponderEliminar

(Hours to make, seconds to comment) :)