Capítulo 33: Las chicas primero.


Solo quería llegar a mi casa, cenar y túmbame en la cama a dormir o a intentarlo. La cabeza me iba a estallar. Ya hacia unos días en los que no entendía nada. Ya hacía unos días en los que me preguntaba por que sentía eso cuando me tocaba. Cuando me sonreía. O simplemente cuando sus ojos se encontraban con los míos.
(…)
Aparté la vista de la pantalla del portátil que tenía sobre mis piernas y miré el reloj de mi mesita de noche. Todavía faltaban dos horas. El cielo estaba completamente cubierto de nubes grises y la lluvia seguía sin dejar de caer desde primeras horas de la mañana. Cogería el autobús para ir a la biblioteca. Fue allí donde propuse a Justin que estudiásemos esta vez con la escusa de que nos concentraríamos más. Él sonrió y aceptó sabiendo que no era la concentración precisamente lo que yo buscaba en la biblioteca, si no que no hubiera ningún tipo de incidente como el que estuvo a punto de ocurrir la tarde anterior. Me asustaba el hecho de no haber sido capaz de evitar tal acercamiento entre nosotros. Me estaba volviendo loca, completamente loca, y es que había conseguido ser el pensamiento que ocupaba mi cabeza la mayor parte del día. No sabía que era lo que quería, ni sus intenciones y odiaba eso. No sabía si debía alejarme de él o acercarme más. Era prepotente, chulo, engreído y arrogante, pero sabía como hacer que eso se convirtiera en algo jodidamente irresistible, y conmigo le estaba funcionando por mucho que yo me negase.
La puerta de mi habitación se abrió y yo me sobresalté.

Mamá: Juliett, Justin te está esperando abajo. (Dijo mi madre con una sonrisa al darse cuenta de que me había asustado.)

Fruncí el ceño y volví a mirar la hora en el reloj de la mesita de noche.

Yo:Pero… si habíamos quedado mas tarde…
Mamá: Me ha dicho que tenía muchas dudas y que ha pensado que sería mejor quedar un poquito antes. No le hagas esperar mucho que ya sabes lo pesada que se pone tu hermana cuando llegan visitas ¿vale?

Suspiré y asentí. Mi madre se fue cerrando la puerta al salir. Quité el portátil de mis piernas y volví a mirar el reloj. ¿Quedar un poquito antes? ¿Un poquito? ¡Se había adelantado casi dos horas! La biblioteca todavía no estaría abierta. Suspiré y me llevé las manos hacia el pelo quitándome la coleta mal hecha con la que me había recogido el pelo para estar más cómoda en casa. Estaba segura de que Justin no tenía ninguna duda. Seguro que su cabecita había maquinado algo y por eso había venido mas pronto. Le gustaba tenerlo todo controlado. Le gustaba imponer sus normas, no recibirlas.
Me quité la ropa que me había puesto al llegar del instituto, para estar mas cómoda por casa, y cogí unos vaqueros junto con una sudadera gris y unas Vans del mismo color. Faltaba nada que llegase el verano, pero hoy no lo parecía. Cogí la mochila con las mismas cosas que había llevado la tarde anterior y salí de mi habitación ya lista para una larga tarde de estudio. 

El corazón me dio un vuelco al verle. No, eso no podía estar pasando. Nada de sentimientos, ni vuelcos al corazón, ni nervios, ni respiraciones aceleradas. No. Me negaba en rotundo a que algo de eso sucediese, con él no. Respiré profundamente un par de veces antes de acercarme al salón. Justin estaba sentado en el sofá con mi hermana sobre sus piernas. Los dos miraban la televisión animados, como si se conociesen desde siempre. Nora tenía esa ventaja, no sabía lo que era la vergüenza ni la timidez y Justin menos. Le sonreían a la tele mientras Justin, a la vez, jugaba con el pelo de mi hermana. Carraspeé. Nora ni se inmutó. Justin giró la cabeza hacia mi.

Justin: Hola. (Dijo rápido y volvió a girar la cabeza en dirección a la televisión)

Sus ojos brillaban como nunca, al igual que su pelo ligeramente mojado por la lluvia. Seguro que ni había traído paraguas…  Llevaba unos vaqueros negros, una camiseta blanca y encima una chaqueta. Normal que fuese tan egocéntrico, feo no era precisamente.

Sacudí mi cabeza borrando esos pensamientos y le miré. Ahí estaba en el sofá mirando todavía los dibujos con mi hermana. ¿Esto iba en serio? ¿Pensaba quedarse ahí toda la tarde?

Yo: ¿Son graciosos? (Pregunté seria refiriéndome a los dibujos)
Justin: Si, mucho. (Dijo sonriendo sin ni siquiera mirarme)
Yo: Bien. Cuando acaben me avisas y nos vamos a estudiar. 

Dejé la mochila en el suelo y empecé a caminar en dirección a las escaleras para subir de nuevo a la habitación.

Justin: Hey, hey,  espera,  gatita! (Dijo levantandose del sofá)  Solo estaba bromeando.

Volví hacia él para coger mi mochila y le pegué con el hombro al pasar por su lado. Cogí la mochila, me la colgué en un hombro y antes de girarme para ir hacía la puerta, Justin me cogió del brazo acercando sus labios a mi oído.

Justin: No deberías ponerte celosa de tu hermana, gatita… ( Dijo susurrando antes de que sus labios descendieran a mi cuello. Olfateó levemente y volvió a susurrarme al oído.) Me encanta como hueles...

Le empujé con la mano que me quedaba libre para soltarme de su agarre y sin dudarlo dos veces elevé mi dedo corazón a la altura de su cara. Rió descaradamente y se mordió el labio inferior. Cogió su mochila, se la colgó y se quedó parado en frente mío. Evité su mirada.

Yo: Mamá, nos vamos. (Dije con un tono de voz elevado)
Mamá: Vale, llevad cuidado. (Gritó ella también desde otra parte de la casa)
Yo: Adiós, enana. 

Dije acercandome al sofá donde ella seguía viendo los dibujos. Besé su mejilla y ella hizo igual.

Justin: Adiós, preciosa.
Nora: Adiós, Justin. (Dijo sonriendo dulcemente)

Abrí la puerta y miré a Justin, que permanecía con una sonrisa en su rostro pero sin mostrar sus perfectos dientes.

Yo: Las chicas primero (Le dije a la vez que hacía un gesto con mi cabeza indicándole que saliese)

Carcajeó y salió con la cabeza agachada pero sin parar de reír. Yo salí después cerrando la puerta a mi espalda a la vez que también sonreía. Comenzamos a caminar hacia la parada de autobús que no quedaba muy lejos. Apenas llovía, pero el cielo seguía igual de nublo.

Justin: Esta te la guardo, que lo sepas.
Yo: Orgulloso.
Justin: Lo se.
Yo: Creído.
Justin: Tengo razones para creérmelo ¿no?
Yo: No.
Justin: Ahora me vas a decir que soy horrible…
Yo: Eres feo.

Rió unos segundos, yo también sonreía.

Justin: Eso no te lo crees ni tu, gatita.
Yo: La verdad es que tú tenias razón, eres horrible.
Justin: Si, claro... Te encanto y lo sabes. Te mueres porque nuestros labios se rocen.
Yo: Eso es lo que a ti te gustaría.
Justin: Si, no lo niego (sonrió) Pero ahora no me negarás que si mi madre no hubiese entrado en mi habitación, tú me hubieses besado.
Yo: ¡Yo no te hubiese besado! Me hubieses besado tú, que es diferente.
Justin: Pero tú no hubieses hecho nada para impedirlo.

Guardé silencio y seguí caminando a la vez que miraba al frente. Justin abrió mucho sus ojos mientras no apartaba su mirada de mí.

Justin: ¿No hubieses hecho nada? ¿¡En serio!? (Rió) Joder, pues cuando quieras retomamos ese momento, gatita… (Dijo esto ultimo con una voz mas ronca.)

Suspiré y cambié de tema.

Yo: ¿Para que has venido tan pronto?
Justin: ¿Tu madre te deja ir a la acampada?
Yo: Si, he estado hablando con ella y le parece bien, siempre que lleve cuidado y todo eso.
Justin: Bien, quería explicarte los planes, como lo haremos y demás.
Yo: También he estado pensando en eso, no se si es una buena idea, Justin. Tienen que haber otras maneras de hacerlo.
Justin: Todo va a salir bien, Juliett ¿Confías en mi?

Elevé las cejas e hice una mueca. ¿Confiar en él? Si, claro…

Justin: Podrías disimular un poco la respuesta ¿no? (Dijo riendo)
Yo: Podrían haberte esforzado un poco para que la respuesta no fuese esa. (Le contesté también con una sonrisa.)
Justin: No nos vamos a meter en líos, Juliett. Te lo prometo. 

Una vez en la parada, el autobús no tardó mucho en llegar. Subimos, pagamos y nos sentamos juntos. Iba prácticamente vacío. Justin resultaba tan seguro de si mismo cuando hablaba que parecía casi imposible no creer lo que decía. Y esa seguridad que tenía, era sin duda otro de sus encantos, otra de las cosas que hacía que tuviese a cualquier chica a sus pies. Justin miraba por la ventanilla mientras yo le miraba a él de reojo. ¿Cuántas novias habrá tenido? Muchísimas seguro. ¿Se habrá enamorado alguna vez? No, pero… ¿eso era posible? ¿Justin Bieber enamorado? ¿El chico duro del instituto? ¿El niño malo? No iba a negar que se me hacía difícil imaginar eso. ¿Él sufriendo por amor? ¿Llorando por una chica?

Justin: ¿En qué piensas? (Preguntó haciendo que mis ojos dejasen de mirar a un punto fijo)
Yo: No, en nada…

Sonrió y mi móvil empezó a sonar. Abrí el bolsillo pequeño de la mochila y lo cogí. Era Brook, quien hoy por la mañana ya había ido al instituto. Según ella, el lunes aun no estaba en condiciones de ir, todavía le duraba la resaca del sábado.

Brook: ¿Juliett?
Yo: Si, hola. ¿Qué pasa?
Brook: No, nada… ¿Puedo ir a tu casa? Tengo que contarte unas cositas, me tienes que echar una mano.
Yo: Ahora no estoy en casa, estoy yendo a la biblioteca.
Brook: ¿A la biblioteca?
Yo: Si, ese lugar con estanterías llenas de libros donde hay que guardar silencio y a donde la gente acude a estudiar.
Brook: Se lo que es una biblioteca, imbécil.-Dijo riendo.- ¿Por qué vas a la biblioteca? ¿No puedes estudiar en casa?
Yo: Si, pero voy a estudiar con Justin y allí nos concentraremos mas.
Brook: ¿Con Justin? ¿¡Te has enrollado con él!? (Dijo prácticamente gritando. Justin reía en el asiento de al lado)
Yo: No, ¿pero qué estás diciendo?
Brook: Ah, menos mal.
Yo: ¿Qué? ¿¡Cómo que menos mal!?
Brook: Nada, nada. Ya te contaré. (Rió) Estudia mucho... y nada de manitas ni cosas de mayores, eh!
Yo: Tú eres idiota…(Dije suspirando) 

Y sin decir nada mas me colgó. ¿Por qué había dicho "menos mal"? ¿Le gustaba Justin? No quería pensar que Brook era otra de las tantas que habían caído en sus redes. Mi mejor amiga no, ella no. Enamorarse de un chico como él no podía ser bueno, y no tardaría mucho en darse cuenta de ello.
Llegamos a la biblioteca y todavía estaba cerrada, cosa que no me sorprendió. Todavía faltaba algo mas de una hora hasta que la abriesen, así que decidimos ir a un Starbucks que estaba cerca de allí. Lugar perfecto para que Justin pudiese explicarme cuales eran sus planes para todo el asunto de la acampada.

Por fin! Casi todo el día escribiendo y borrando para hacer el capítulo u.u Pero lo prometí y aquí está :) Estoy hecha polvo xD He estado pensando y en el próximo capítulo pasaré ya a la acción porque si no esto cada vez va a estar mas aburrido e.e Estudiar aburre hasta cuando lees sobre eso ;)  Así que ya empezaré con las emociones fuertes e.e Ya es el capítulo 33 pero esto es solo el principio. Esta novela se va a hacer eterna por lo menos jajaja :)
Gracias por los comentarios, por leerla, por todos los tweets de twitter que me alegran el día! :D Gracias, de verdad! :) Comentar mucho ¿vale?
Os quiero!!

14 comentarios:

  1. Me encantaa!! pero como bien dices yo creo que nos hace falta un poco de accion!! me encanta como escribes! usas siempre las expresiones idoneas, y no sabes lo que se agradece que la ortografia sea perfecta ayuda mucho a leer(: te amo y esper quenunca dejes de escribir!!!

    ResponderEliminar
  2. He leido TODA y es fantástica, me encanta, asi que, tardaras mucho en subir el 34? Espero que no (;

    Jane (;

    ResponderEliminar
  3. Esta fantástica!!! Me encanta!!! El próximo capítulo escribelo pronto que me muero por leerlo, esta genial!!! Te quiero mucho! Besos

    ResponderEliminar
  4. OMB! me ha encantado el capitulo en verdad,si hace un poquitin de accion,pero aun asi me encanto,ya quiero saber
    que va a pasar en la acampada.. :) &&
    si tarda mucho la novela MEJOR !!
    bueno te dejo sube pronto
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que tienes razón con lo de estudiar, pero merece la pena si después se va a poner emocionante... En fin, que me encanta. Publica pronto. XX

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esta novela, no me canso de decirlo. El siguiente ya!! Que lo necesito jajaja. Y que no tarde mucho mas en beso por favor :D
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  7. ME WNCANTO!! pero si deberias poner mas accion :/ bno pero estubo largo y bueno xD

    ResponderEliminar
  8. Buenisimo buenisimo
    me ha encantado el capitulo sobre todo la parte en la que Julliey no dice nada cuando le dice lo del beso eso es adsdfbsdfh
    y ya quiero saber que le pasa a Brook con Justin ee
    Sigue prontito por fiii que esperanos ansiosas a ver que pasa
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Sandra ! POR FAVOR ! NO ME PUEDES HACER ESTO! Me voy a morir de la curiosidad ¬¬ ¿que le pasa a Brook ? Yo no creo que le guste Justin...creo que va a ser otro problema. O no sé..
    Pero para saberlo necesito que la sigas rápidito ¿vale ? Que aquí tus lectoras nos desesperamos ! JAJAJA

    Síguela please :)
    Un beso y te deseo 845735847584 kg de inspiración!

    ResponderEliminar
  10. ola..!!!

    olle no nos puedes dejar asi porfa... sube capi... pronto me muuero de la intriga ya quiero saber que pasara en el capi 34....
    porfa sube capi lo mas pronto que puedes esta fantastica tu nove..
    se que no es facil escribir pero has un intento por nosotras si

    ResponderEliminar
  11. ¿QUE LE PASARA A BROOK? Tengo muchísima curiosidad, también de lo que pasará en el starbucks

    ResponderEliminar
  12. Hace mucho que no escribes :( sube pronto porfaaa
    -sara

    ResponderEliminar
  13. He leído toda tu nove!!! ¡ES FANTÁSTICA!, síguela pronto plis, por cierto, me encantan tus capitulos, asi de largos (; bss: jessica

    ResponderEliminar
  14. Hooooooooooooola Sandraaa :)) Tú tan maja como siempre dejándonos con intrigas y esas cosas tuyas , jeje :) Buen capítulo como siempre, estoy deseando que llegue el 35 y la emoción , :)
    Estos días empecé a escribir un poquito ... te dejo el enlace , échale un vistazo cuando puedas y me cuentas que tal :) http://dejamevivircontigoloquemequedadevida.blogspot.com.es/
    Muak :3

    ResponderEliminar

(Hours to make, seconds to comment) :)