Capítulo 36: ¿Vienes o no?

No tenía suficientes problemas para que ahora se añadiese otro mas a la lista. Controlar que Brook no haga ninguna tontería con el fin de que Justin se fije en ella y controlar que Justin tampoco le hiciese daño a Brook. No, probablemente ir la excursión había sido una mala idea. Una muy mala idea. Pero ya estaba hecho, no había vuelta atrás. Ahora solo quedaba acarrear con las consecuencias, fueran cual fueran estas. Pero había una buena parte en todo eso, y es que las malas ideas siempre, SIEMPRE, traían buenas historias.

Permanecí sentada encima del saco de dormir mientras observaba como las luces de las linternas iban y venían. Era una suerte que cada uno tuviese su propia tienda de campaña, así no tenía que dar explicaciones a nadie. Ahora tocaba dormir y de hecho, ganas no me faltaban después del largo día que habíamos pasado organizando todo el campamento, pero no había tiempo para eso. Nuestro plan comenzaba aquí, bueno, el plan de Justin, y podía sentir como la adrenalina subía por mis venas con la misma rapidez con la que los grillos cantaban en esos instantes, o con la que mi corazón latía con solo pensar lo que estábamos a punto de hacer.
De pronto las luces de las linternas pertenecientes a los monitores del campamento cesaron. La oscuridad ocupó cada mínimo rincón de mi tienda de campaña haciendo que mágicamente los ruidos de la noche parecieran intensificarse. Tenía que esperarle a él. Justin tenía que venir a buscarme a mi tienda de campaña y ya nos iríamos juntos a desarrollar el plan o a meternos en líos, que prácticamente era lo mismo. No habíamos hablado en lo que llevábamos de excursión, solo un par de miradas cruzadas y poco más. Ni una palabra con él en el autobús, ni a la hora de comer, ni a la de cenar, ni si quiera en la aburrida ruta que habíamos hecho por el bosque viendo las diferentes especies de árboles que habían… nada. Eso me hizo plantearme si iba a venir a buscarme como habíamos hablado días antes o iba a hacerlo todo por su cuenta. Justin sabía que no me sentía segura, que me daba miedo lo que pudiese ocurrir, y él era capaz de haber decidido en el último momento hacerlo solo, a su manera y sin ninguna carga. No iba a negar que una parte de mi estaba rezando para que eso ocurriese de verdad, que se fuese solo y yo no me metiese en lios. Pero por otra parte sentía como mi orgullo había sido terriblemente herido. ¿Se había ido sin mi? ¿No pensaba venir a recogerme? ¿Creía que yo no era capáz de hacer ese tipo de cosas?
Un minuto más. Dos. Cinco. Suspiré. Ya estaba que me subía por las paredes. Seguramente pensó que era una cobarde y que no me atrevería a hacerlo todo tal y como él dijo. Siete. Nueve minutos. Pensaría que ni siquiera iba a poder mantenerme de pie por los nervios y solo iba a ser un estorbo más. Que todo iba a salir mejor sin mi. Diez minutos más. Once. Quince. La “niña buena” no iba a saber hacer ese tipo de cosas. Pensaría que era una miedica y una cobarde, como todas las demás chicas. Diecisiete minutos. Dieciocho. A la mierda –pensé- si no viene él a buscarme iré yo.
Víctima de mis pensamientos abrí decidida la cremallera de la tienda de campaña. No iba a permitir que Justin pensase que yo era como las demás chicas, no, en absoluto. Para nada era cobarde, eso si, orgullosa muchísimo.
Miré rápidamente a mí alrededor después de haber cogido una pequeña mochila, ya preparada, con una manta, comida y poco más. Todo estaba completamente oscuro y a penas la luz de la luna lograba filtrarse entre los árboles. -Genial- pensé. Las ramas caídas de los árboles empezaron a crujir como reacción a los pequeños pasos que había comenzado a dar. Sonaban más fuerte de lo que imaginaba. Me dirigía hacia las tiendas de campaña de los chicos, que estaban unos metros alejadas con respecto a las de las chicas, para ver si Justin en la suya o ya se había ido.


-Eres jodidamente ruidosa.


Me sobresalté bruscamente ante aquel susurro, no se como fui capaz de suprimir un grito desesperado. Sin pensármelo dos veces volteé mi cabeza descubriendo a un Justin divertido a mis espaldas. Tras haber calmado un poco los latidos de mi corazón golpeé su hombro con fuerza mientras mostraba seriedad absoluta. Él simplemente rió.


Justin: ¿Qué haces aquí? Te dije que yo iría a tu tienda de campaña.

Yo: Me cansé de esperarte y que no llegases.

Justin: Impaciente. (Dijo sonriente mientras me desafiaba con la mirada).


Rodé los ojos.


Yo: Mira Justin, no empecemos… (Dije tras coger aire exageradamente).


Provoqué una leve carcajada en él.


Justin: Estás tensa, ¡relájate! (Dijo colocando una de sus manos en mi hombro) Aun que si ves que tienes problemas de relajación te puedo echar una mano…


Finalizó provocativo a la vez que su mano ahora ascendía hacia mi cara, acariciándome la mejilla. La aparté bruscamente.


Yo: Déjame en paz, Bieber. (Le contesté mirándole fijamente y tras unos segundos en silencio decidí preguntar) ¿Por qué has tardado tanto?


Sonrió.


Justin: Alguno de los dos tendrá que hacer el trabajo sucio ¿no? (Dijo encogiéndose de hombros.)

Yo: ¿Qué trabajo sucio? ¿A que te refieres? (Murmuré con cierto miedo en la voz)


Carcajeó por el tono en el que había preguntado aquello.


Justin: ¡Eh, tranquila! Que todavía no he matado a nadie.(Dijo divertido mientras metía una de sus manos en el bolsillo de su pantalón sacando un llavero con dos llaves)


Fruncí el ceño.


Yo: ¿Y eso es…?

Justin: Las llaves de la moto de cuatro ruedas de uno de los monitores. (Dijo orgulloso y sonriente. Yo suspiré) ¿Has cogido lo que te dije?

Yo: Si, mantas, algo de comida y una linterna.

Justin: Bien. ¿Brook te cubrirá?


Asentí. Aunque me costó sin decirle lo que iba a hacer ni con quien, después de varios intentos cedió.


Justin: Pues vamos, no tenemos tiempo que perder, gatita.


Comenzó a caminar alejándose del campamento y yo le seguí prácticamente pegada a su espalda. No tardamos mucho en llegar a lugar donde se encontraba la moto de cuatro ruedas que nos llevaría a nuestro destino. Fruncí el ceño.


Yo: ¿No crees que se darán cuenta de que les falta una moto? (Le pregunté aunque la respuesta era obvia. Claramente no era un objeto difícil de encontrar)

Justin: Claro que se darán cuenta. (Dijo tras pasar su mano por el asiento de ésta) Pero no pensarán que nosotros tenemos algo que ver. (Concluyó clavando sus ojos en los míos y acortando un poco las distancias).

Yo: ¿Y si nos descubren? ¿Y si se dan cuenta de que nos hemos ido y nos hemos llevado la moto?


Justin suspiró a la vez que apartaba su mirada de mis ojos y pasaba las manos por su pelo.


Justin: Juliett…(Sus ojos se detuvieron de nuevo sobre los míos.) ¿Te resultaría muy difícil dejar de hacer ese tipo de preguntas y pensar en que todo va a ir bien?


Me encogí de hombros.


Yo: ¿Y que quieres que haga? (Pregunté alterada intentando no levantar mucho la voz). No suelo hacer este tipo de cosas todos los días.

Justin: ¿Qué que quiero? Que confíes un poco en mi ¿Es mucho pedir? (Dijo también algo alterado).

Yo: ¿De verdad quieres que te responda? (Elevé las cejas.)

Justin: Mira, si no crees que esto vaya a salir bien, acabará saliendo mal. Todavía tienes tiempo de echarte hacia atrás si eso es lo que quieres.


Dicho esto se montó en la moto e insertó la llave para arrancarla.


Justin: ¿Vienes o no? (Me preguntó girando su cabeza hacia mi)


Cogí aire abundantemente y sin pensármelo dos veces me subí detrás de él aferrándome a su espalda y apoyando mi cabeza de lado en esta. Estuve esperando a que el sonido del motor comenzase a sonar pero al cabo de unos minutos separé mi cabeza de su espalda.


Yo: ¿Qué pasa? (Susurré)


Justin mantenía la cabeza agachada y las manos agarradas al manillar de la moto. Cogió aire y levantó la cabeza. La giró un poco para que me fuese más fácil escucharle y después suspiró.


Justin: Gracias. (Murmuró suavemente con una voz casi inaudible)


Fruncí el ceño. ¿Había dicho gracias? ¿Él? ¡Guau!


Yo: De nada


Rápidamente volví a apoyar mi cabeza en su espalda capturando su cintura entre mis brazos, y entonces el sonido del motor comenzó a rugir. Tras recorrer un par de kilómetros la moto se paró dejándonos en nuestro destino. Primero bajé yo y después Justin. Me acerqué al pequeño lago del que ya me había hablado él. La luna se reflejaba en el agua, que pese a la oscuridad de la noche, parecía totalmente cristalina. Era bonito ese lugar, algo aterrador por la inmensa cantidad de árboles que habían alrededor, pero bonito al fin y al cabo. Busqué a Justin con la mirada. Se había sentado en el suelo apoyando su espalda en un grueso tronco. Me acerqué y me senté a su lado dejando caer la mochila que llevaba en mi espalda al suelo.


Justin: ¿Te gusta? (Dijo con la mirada fija en el agua)

Yo: No está mal. ¿Habías venido aquí antes?

Justin: Si, pero pocas veces. Cuando me escapaba del centro de acogida que es el ahora internado.

Yo: ¿Por qué lo cambiaron? (Pregunté curiosa)

Justin: Nada, cambió de director y decidió que fuese las dos cosas a la vez, así ganaban mas dinero. (Contestó indiferente)

Yo: Ah… ¿Y que hacías cuando venías aquí?


Justin arqueó las cejas y carcajeó levemente.


Justin: Créeme, no quieres saberlo. (Dijo con una sonrisa sobre sus labios)

Yo: ¿Por qué? (Cuestioné sin entender muy bien a lo que se refería, intrigada)

Justin: Digamos que no solía venir aquí solo, gatita. Aquí se hacía lo que allí no se podía hacer.


Fruncí el ceño al creer haberlo entendido...


Yo: ¿Aquí…?


Justin rió exageradamente.


Justin: Si, si, “aquí…” (Dijo imitándome).

Yo: ¿En serio? (Pregunté incrédula)

Justin: Bueno, se arreglaba un poco. Una mantita por aquí, otra por allá… o en el agua…

Yo: Pero eso es muy… no se! Aquí hace frío...

Justin: Ya nos encargábamos de no tener frío (rió) ninguna se quejaba, gatita. (Dijo sonriendo)


Suspiré.


Yo: ¿Sabes? Si fueses menos prepotente me caerías mejor (Dije yo también con una sonrisa)

Justin: ¿Para que quiero ser menos prepotente si te voy a gustar igual?

Yo: Eso es lo que tú te crees.

Justin: Eso es lo que tú me demuestras.

Yo: Si, mas quisieras…(Murmuré antes de bostezar ampliamente)

Justin: Deberías irte a dormir, mañana te toca a ti hacer las cosas importantes.


Negué con la cabeza.


Yo: No pienso dormir.

Justin: ¿Por qué?

Yo: ¿Y si viene algún animal o algo de eso y no me entero?

Justin: (sonrió) Claro, seguro que vienen jirafas sedientas desde África para beber agua en el lago.


Dijo chorreando sarcasmo en cada palabra. Le pegué en el hombro.


Yo: ¿Y los bichos, eh? Esos no vienen de África, y aquí seguro que están por todos lados. (Dije como si fuera una niña pequeña).

Justin: Tranquila. No dejaré que ni escarabajos, ni saltamontes ni lagartijas se acerquen a ti. (Dijo riendo)

Yo: Eso espero (Sonreí y me puse de pie).


Saqué una manta de mi mochila para ponerla en el suelo y otra para taparme y con la ayuda de Justin las extendí. Me senté encima de una de ellas y cogí la otra para cubrirme las piernas momentáneamente. Justin se sentó a mi lado. Pasamos varios minutos mirando hacia el lago, varios minutos de completo silencio.


Yo: Prométemelo.(Dije de improviso)


Justin me observó frunciendo el ceño, confuso.


Justin: ¿El que?

Yo: Que mantendrás a los bichos alejados. (Dije con una sonrisa inocente).


Rió.


Justin: ¿En serio? (Mantuvo una sonrisa divertida)

Yo: Completamente. (Añadí sonriendo)

Justin: Yo no hago ese tipo de cosas, nena. (Dijo a la vez que negaba con la cabeza)

Yo: Yo tampoco me meto en líos y mira donde estoy…


Justin carcajeó durante unos segundos, no se esperaba esa respuesta.


Yo: Venga va, prométemelo! (Le rogué con carita de cordero degollado)


Se quedó sonriendo durante unos segundos mirando el lago, para después agachar la cabeza, morderse el labio y mirarme a los ojos intensamente. Cogió mi cara entre sus manos calentitas y firmes mientras atravesaba mis ojos con su mirada penetrante. Ya no sonreía, solo me miraba a bastante poca distancia. Su aliento chocaba suavemente con mi rostro y sus cuerdas vocales decidieron vibrar para que una corriente eléctrica recorriera toda mi columna.


Justin: Te lo prometo (Dijo a escasos centímetros de mi boca)


Prometí escribir capítulo pronto y creo que lo he cumplido ¿no? ;) Y a parte este es largo! :D Aahjdbchjfbnveujbv bonito final ¿verdad? ¿Que pasará? ¿Cual será el plan que tendrán? ¿Saldrá bien? ¿Se meterán en lios? ¿Brook descubrirá que han estado juntos? ¿Se darán cuenta de que se han escapado? Tachaaaaan! ;) Espero que os haya gustado, como siempre. Que me dejeis muchos comentarios bonitos y eso xD Gracias a las que habéis comentado en el capítulo anterior :')

Os quiero <3>


  RIP Avalanna (L)    

15 comentarios:

  1. AAAAAAAHHH! LLAMAR A LA AMBULANCIA PORQUE A MI ME BA A DAR ALGO!! Me encanta tu novela, tu, como escribes y todo! Sube rapido porfavor y avisamme:)

    ResponderEliminar
  2. Me he quedado con ganas de mas eh, jajajjaja

    ResponderEliminar
  3. Doctor bieber! I NEED !! Jajajajajajajajaja :) genial capitulo sandra! Sigue asii :) me encanta como narras como escribes como TODO TODO !!!!!!! :) un besitoo

    ResponderEliminar
  4. buaa buaaa buaaa...pfff NO LO PUEDES DEJAR ASÍÍÍ Por dios!!Me lo imagino ai super cerquita de mi boca y con su voz rasgada:"I promise" buuuff me lo como,joder!!
    Ahh y con lo de "moto de cuatro ruedas" te referías a un quat pero no sabias como se escribía,verdad? jajajaj yo tampoco ;D
    Pues esoo,que no te expansiones mucho en el siguiente ehh,aunque hayas subido dos esta semana ^^ *aplausos* Te lovee <3

    ResponderEliminar
  5. DIOOOS! CAPITULAZO! Siguiente ya mismo que no puedo esperar mucho mas, necesito leerte jajaja.
    En serio me encanta esta novela. Creo que me va a gustar mas que, No me digas que me amas, y eso ya es mucho porque aquella novela me encató! Siguiente pronto por favor! :)
    UN BESO GUAPA.

    ResponderEliminar
  6. Aaaaaaaaaaaaa! Me cortaste el capitulo en la parte ams interesante!!! aaaaaaaaaaaaa! Seguila ya! No puedo creer! Esta genial tu novela!
    Por favor, publica pronto!
    Besoss!
    Loca Belieber ♥

    PD: te pasas x mi blog? http://historiasconjustinbieber.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  7. Diossss!!!!! Me has dejado como o.o, el capi estuvo ultra-mega-hiper-súper-archi-genial, me encantó demasiado!!!!!!!!
    Espero que no se metan en problemas y mucho menos que Brook se entere que estuvieron juntos, porque si eso pasa, ahí arde troya!!!!!!!
    Bue... sube pronto porfass cúidate besis, bye c:

    ResponderEliminar
  8. OMFSB!!!! por poco me desmallo tienes q escribir pronto…ojala justin bese a juliett askfjguskd ya qiero leer el siguente te qiero

    ResponderEliminar
  9. :oo Con unas ganas TREMENDAS de leer el siguiente capítulo. Parece que ya por fin va a pasar lo increíble, o no... porque puede que solo esté provocando... aaaiii Dios no hagas más larga esta espera por favor que nos vas a matar de la intriga Sandra. Un beeeso escritora. :D

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado!!!!! Necesito que subas otrk capitulo ya! Ose esque yo sino me muero! Necesito tu novela para poder seguir viviendo!

    ResponderEliminar
  11. OH MY BIEBER..!!!

    SUPER CAPITULOOOOO...!!!
    pora sandra ya sube nuevo capi esta super no nos puedes dejar asi me va a dar no se que DR. BIEBER que venga simplemente wow....

    ResponderEliminar
  12. OMG!!! Que capitulo!!! Genial!! Increible!! Me he quedado con ganas de mas porfa no agas mas larga la espera

    ResponderEliminar
  13. Dios *-*
    INCREIBLE!
    Cuando vas a subir el siguiente?
    GraciasL

    ResponderEliminar

(Hours to make, seconds to comment) :)