Capítulo 37: Igualdad de condiciones

Yo: Venga va, prométemelo!(Le rogué con carita de cordero degollado)


Cogió mi cara entre sus manos calentitas y firmes mientras atravesaba mis ojos con su mirada penetrante. No sonreía, solo me miraba a bastante poca distancia. Su aliento chocaba suavemente con mi rostro y sus cuerdas vocales decidieron vibrar para que una corriente eléctrica recorriera toda mi columna.


Justin: Te lo prometo. (Dijo a escasos centímetros de mi boca)


Y ya nada existe, los ruidos de la noche desaparecen y solo soy capaz de escuchar los latidos de mi corazón. Cien mil pensamientos abordan mi cabeza impidiéndome pensar con claridad, por no hablar de la extraña sensación que en segundos se había apoderado de mi estómago. Me siento rara, la situación en sí me lo parece. Sus ojos seguían fijos en los míos y uno de sus pulgares acariciaba suavemente mi mejilla. Me exigía reaccionar y acabar con esa situación de una manera u otra pero estaba bloqueada, colapsada de sensaciones desconocidas. Una sonrisa se empezó a dibujar sobre sus labios. Los miré y mordí los míos inconscientemente antes de volver a dirigir mi mirada a sus ojos. ¿Y ahora qué? ¿Cómo iba a salir de esta? Pasó su lengua humedeciendo sus labios y comenzó a recortar distancias. No podía, no debía hacer eso. -Brook le quiere, yo no. Yo sigo queriendo a Tyler. Sí, lo hago, le sigo queriendo. Solo estoy aquí para ayudarle y lo único que deseo es que esto termine lo antes posible. Ni siquiera me atrae, no, en absoluto.- Me asustaba la manera en que no podía diferenciar si intentaba auto-convencerme o era eso lo que de verdad sentía.
Descargas eléctricas comenzaron a recorrer mi columna vertebral aumentando de intensidad cada vez que la distancia entre nuestros labios se acortaba. Tenía que acabar con esto. Desvié mi cara en cuestión de segundos y plasmé mis labios en su mejilla. Cerré los ojos aliviada y me separé de él antes de acurrucarme sobre la manta, dándole la espalda.


Yo: Buenas noches (Mascullé)


Un minuto de silencio. Dos.


Justin: Buenas noches, Juliett. (Dijo al fin tras un suspiro)


(…)


Note algo frío sobre mi mejilla. Fruncí el ceño mientras abría los ojos perezosamente cegándome con la luz clara de la mañana. Cerré los ojos. Giré sobre mí y una mueca de dolor se dibujó sobre mi rostro. Mis cervicales se quejaban de la mala idea que había sido dormir en el suelo durante toda la noche. Froté mis ojos con el reverso de mi mano llevándome con él aquella cosa fría que había hecho que me despertase. Me incorporé frunciendo el ceño mientras miraba mi mano.


Yo: ¿Qué coño es esto? (Susurré para mi misma)

Justin: Se dice bueno días, gatita. (Escuché detrás mío también en un susurro)


La piel se me erizó. Me giré rápidamente encontrándome a Justin sin camiseta, arrodillado delante de mí y con manchas de barro recorriendo su torso. Comprobé que era barro también lo que había en mi mano. Le miré confundida


Yo: ¿Qué haces?


Sonrió.


Justin: Intentar que aprendas a decir buenos días, pero no hay manera. (Dijo sacudiendo la cabeza)


Elevé las cejas.


Yo: Disculpa mi mala educación, es que no suelo ver estas cosas (dije señalandole) nada mas despertarme. 


Rio.


Justin: ¿Te ha costado diferenciar si esto era la realidad o un sueño? (Dijo con tono de burla).

Yo: Imbécil.(Le insulté arrojándole la manta que había utilizado para taparme)


Me incorporé y fui hacia el árbol, en el que habíamos dejado las mochilas apoyadas, para consultar la hora en el móvil. Escuchaba como los pasos de Justin me seguían de cerca.


Justin: Son las nueve y cuarto.



Cerré los ojos suavemente al oír su respuesta. Tenía que tener poderes telepáticos o algo así, eso no era normal. Me giré y no pude evitar mirar de nuevo su torso manchado. Lamí mis labios. Sus abdominales bien marcados eran capaces de hipnotizar a cualquiera. Sacudí mi cabeza eliminando ese tipo de pensamientos estúpidos y le miré a los ojos, los cuales estaban algo mas cerca que antes. Al parecer le había cogido gusto a eso de acortar distancias siempre que encontrase la oportunidad.


Yo: ¿Vas decirme porqué estás manchado de barro?


Sonrió enseñandome gran parte de sus dientes blancos y poco después empezó a hacer muecas pensándose si me iba a dar la respuesta a mi pregunta o no.


Justin: Si insistes…


Concluyó dando varios pasos hacia mi. Retrocedí de espaldas y choqué con el tronco del árbol al que poco antes me dirigía. Gemí al notar como su corteza se clavaba en mi espalda. Justin volvió a recortar distancias aprovechando mi torpeza, pero esta vez no iba buscando mis labios sino mi oído. Me dejé llevar y ladeé mi cabeza hacia un lado para dejarle camino libre a él. Cerré mis ojos al contacto de sus dedos con mi pelo, el cual apartó para tener acceso directo a mi oreja, y acercó sus labios consiguiendo que me faltase poco para desvanecer ahí mismo, en sus brazos.


Justin: Quería que estuviésemos en igualdad de condiciones, gatita.(Ronroneó con una voz sexy acariciándome el cuello con su aliento cálido)


Gemí inconscientemente. Yo ya no estaba en la tierra, estaba flotando en algún tipo de universo paralelo.


Yo: No… no entiendo.(Logré pronunciar mientras mi respiración se hacía cada vez mas y mas pausada)


Carcajeó suavemente en mi oído.


Justin: Ahora mismo lo entenderás todo


Permaneció unos segundos mas rozando con su aliento mi cuello, pero sin hacer ningún tipo de contacto que yo realmente empezaba a necesitar, y tras esos segundos se separó dejándome con los ojos todavía cerrados y completamente sucumbida a sus encantos.
Abrí los ojos varios segundos después al escuchar a Justin riendo. Le miré desconcertada al observarle casi en la orilla del lago contemplándome con una sonrisa…


Yo: ¿Qué estás haci… (No me dio tiempo a terminar cuando algo frío impactó en mi camiseta)


Justin estalló en risas al ver el gran pegote de barro que había dejado en mi ropa.


Justin: ¿Ya entiendes lo de “igualdad de condiciones”? (Dijo todavía carcajeando)

Yo: Eres imbécil!(Le insulté lanzándole el primer palo que encontré por el suelo)

Justin: Te pones demasiado sexy cuando te enfadas…(Declaró después de esquivar el palo con agilidad)

Yo: ¡Salido de mierda! (Exclamé furiosa)

Justin: Yo no soy quien se ha quedado apoyado en el arbol dispuesto a todo. (Contesto acompañado de una sonrisa maliciosa)


Noté como la sangre me hervía. Insoportable, era absolutamente insoportable.


Yo: Agh! (Grité escupiendo odio por cada poro de mi piel)


Me acerqué a él rápidamente, mi orgullo no me permitía qudarme ahí sin decir nada.


Yo: ¡Eres imbécil! (Dije mirándole a los ojos) ¡Y gilipollas! (Añadí.) ¡Y un niñato!

Justin: Eso me ha dolido, gatita. (Dijo sonriendo y aumentando mis ganas de arrancarle la cabeza)

Yo: Si, seguro…


Intenté girarme sin éxito ya que Justin cogió rápidamente mi brazo para que no lo hiciese, pero en un intento de que me soltara él resbaló y cayó en el lago. Reí hasta que salió a la superficie. Se lo tenía merecido. Sacudió su pelo y me tendió su mano.


Justin: ¿Me ayudas a salir?(Preguntó serio. Negué con la cabeza)

Yo: No voy a picar, Justin. (Respondí sin poder evitar una sonrisa de triunfo sobre mis labios.)

Justin: Muy bien.


Dijo antes de salir él solito sin ningún tipo de ayuda. Suspiré. Pasó sus manos por su pelo salpicando agua hacia todos lados. Las gotitas resbalaban por sus abdominales perdiéndose en la cintura de su pantalón. Quité la mirada de ahí cuando le vi acercarse a mi totalmente empapado.


Yo: No, Justin, ni se te ocurra.(Dije retrocediendo)

Justin: Igualdad de condiciones, gatita… ¿recuerdas?

Yo: Eso lo habías dicho tu, no yo. No tengo porqué cumplirlo. (Contesté orgullosa.)

Justin: Pues entonces llámalo venganza.


Volvió a caminar hacia mi. La seriedad ocupaba su rostro hasta tal punto de asustar aunque tampoco era difícil adivinar que escondía una sonrisa debajo de esa fachada.


Yo: Justin, ya. No tiene gracia. (Corrí un poco de espaldas la tensión aumentaba en mi cuerpo por segundos. )

Justin: Nadie ha dicho que la tenga (Dijo también acelerando su paso hacia mi)


Y eché a correr como si fuese un psicópata el que me estaba persiguiendo. Me alejé del lago lo más rápido posible dado que no quería acabar ahí metida, aun que sabía perfectamente que si Justin lo quería, así sucedería por mucho que yo me alease de allí. Nadie le lleva la contraria, siempre consigue lo que quiere por mucho que le cueste. Para el la frase “el fin justifica los medios” formaba parte de su día a día. Pronto me alcanzó. Me posicioné detrás de un árbol totalmente dispuesta a retroceder en el tiempo y empezar a jugar al ratón y al gato.


Justin: No hagas esto mas largo, nena. (Dijo Justin bufando)

Yo: ¿Crees que he estado corriendo hasta aquí para ahora rendirme? (Elevé las cejas)


Carcajeó.


Justin: Como quieras. (Se encogió de hombros y me miró sonriente.) Tres, dos, uno…


 Y antes de que me diese tiempo a reaccionar ya se había echado encima de mí. Volví a intentar escapar de sus brazos e inútilmente los dos caímos al suelo. Gruñí al golpearme con el duro suelo en mi espalda y poco después al sentir el frío cuerpo de Justin encima mío mientras atrapaba mis brazos en sus manos y los colocaba a ambos lados de mi cabeza ejerciendo fuerza sobre ellos. Y me siento completamente inmovilizada. Empiezan a saltar alarmas. Aparecen carteles de prohibido, de stop y semáforos con toda gama de rojos. Mi cabeza se empieza a colapsar, y mi corazón no se si se ha parado o late a tal velocidad que ni lo siento. Sus labios y sus ojos me intimidan y por primera vez la idea de dejarse llevar no me asusta. Me empieza a faltar oxígeno y a sobrar ropa, pero no puedo, simplemente no puedo dejarme llevar. No con él. 

Justin se me adelanta y da el primer movimiento, antes incluso de que a mi me de tiempo a pensar en mi jugada. Le maldigo por dentro por ser tan jodidamente impredecible. Se acerca a mis labios tanto que su nariz roza la mía y las mariposas que hace unos segundos revoloteaban por mi estomago parecen haberse transformado en tiburones hambrientos. 
Trago saliva con dificultad, de la misma manera que el aire llega a mis pulmones en esos momentos, y no puedo mirar a otra parte que no sean sus ojos. Justin traga saliva también y a su vez aprieta la mandíbula. Humedece sus labios ligeramente y los deja entreabiertos… 


Justin: ¿Por qué te haces tanto de rogar, gatita? 


Pronuncia suave, lento, dejando salir cada palabra sutilmente, incluso impacientándome, sabiendo lo que hace y siendo totalmente consciente de que ni la mas mínima parte de mi cuerpo iba a ser capaz de no reaccionar ante aquello.



Siento muchísimo esta larga espera, pero aquí está. Este año haber empezado el instituto no va a ser sinónimo de escribir mas pronto cada capítulo -_- se me está haciendo difícil manejarlo todo. Pero bueno, hasta que no me vea muy agobiada aquí estaré :) Esto no es fácil, aun que lo parezca, que se que lo parece e.e Y nada, no me entretengo mas. Es larguito ¿no? ;) Gracias por los comentarios, espero que os haya gustado y comentar mucho en este! :D Cualquier cosa que necesitéis,  estoy disponible para vosotras :) Y nada mas.

Os quiero!!

Muack's! <3 b="b">

10 comentarios:

  1. Argh, escribes demasiado bien... ¡me ha encantado el capítulo!

    ResponderEliminar
  2. 2 palabras:
    LOVE IT!!!!!!!!!! <3
    Sube pronto, que lo has dejado en la mejor parte!!!!
    Comprendo eso de poco tiempo, yo estoy en las mismas :/
    Pero bue... tienes que subir apenas tengas tiempo, si no moriré !!!! xDD
    Ok ya , cúidate, besis bye c:

    ResponderEliminar
  3. POR DIOOOOSS Tú quieres matarnos?? enserioque ganas ya del beso jodeeer jajaj venga,no te hagas más de rogar y esta vez ya si ehh BEESO BEESOO BEESO!! Y lo que tenga que surgir....ejem ejem...

    ResponderEliminar
  4. UFFFFFF, escribes increible... espero que escribas pronto y que sepas que me ha encantado el capítulo, besitos cuidate y entiendo lo de poco tiempo....

    ResponderEliminar
  5. UFFFFFF, escribes increible... espero que escribas pronto y que sepas que me ha encantado el capítulo, besitos cuidate y entiendo lo de poco tiempo....

    ResponderEliminar
  6. Holaaaaaa ^^ Soy Aurora, nada, que voy variando en donde comentarte jajajaja
    Afhoaduiojhgqljfioajiofhhn
    No encuentro palabras para describir tu capítulo en serio es.... más que perfecto, espectaruclar, ahjfoqjonqiofe y ajdfoiqhjqiojn
    ES ÚNICO
    Lo amo, lo amo, lo amo, lo amo, lo amo, lo amo, lo amo ¿he dicho que lo amo?
    Pues eso SIGUIENTEEEEE <3

    {@auroracross13}
    {http://somebody1303-jb.blogspot.com.es/}

    ResponderEliminar
  7. ola..
    me muero solo eso necesito mas sandra esta super genial espero que subas pronto (sin presion) yo se que la escuela y escribir una novela no es fasil y menos teniedo unas lectoras como nosotras bueño como siempre estubo exelente, me imagino a Justin asi mojado que las gotas recirrian su cuerpo y asi todo hay no se que me da pero esta super genial tkm sigue escribiendo NEVER SAY NEVER

    ResponderEliminar
  8. Muero de amor *.* Es precioso, escribes muy bien. Por favor necesito el beso ya! jajaja. No tardes en subir o moriré.
    Un beso guapisima :)

    ResponderEliminar
  9. AHHH MUERO jajaja ok no pero si me encanto publica pronto:*

    ResponderEliminar

(Hours to make, seconds to comment) :)