Capítulo 38: Larga lista de errores.

Y antes de que me diese tiempo a reaccionar ya se había echado encima de mí. Volví a intentar escapar de sus brazos e inútilmente los dos caímos al suelo. Gruñí al golpearme con el duro suelo en mi espalda y poco después al sentir el frío cuerpo de Justin encima mío mientras atrapaba mis brazos en sus manos y los colocaba a ambos lados de mi cabeza ejerciendo fuerza sobre ellos. Y me siento completamente inmovilizada. Empiezan a saltar alarmas. Aparecen carteles de prohibido, de stop y semáforos con toda gama de rojos. Mi cabeza se empieza a colapsar, y mi corazón no se si se ha parado o late a tal velocidad que ni lo siento. Sus labios y sus ojos me intimidan y por primera vez la idea de dejarse llevar no me asusta. Me empieza a faltar oxígeno y a sobrar ropa, pero no puedo, simplemente no puedo dejarme llevar. No con él. Justin se me adelanta y da el primer movimiento, antes incluso de que a mi me de tiempo a pensar en mi jugada. Le maldigo por dentro por ser tan jodidamente impredecible. Se acerca a mis labios tanto que su nariz roza la mía y las mariposas que hace unos segundos revoloteaban por mi estomago parecen haberse transformado en tiburones hambrientos. Trago saliva con dificultad de la misma manera que el aire llega a mis pulmones en esos momentos y no puedo mirar a otra parte que no sean sus ojos. Justin traga saliva también y a su vez aprieta la mandíbula. Humedece sus labios ligeramente y los deja entreabiertos… 


Justin: ¿Por qué te haces tanto de rogar, gatita? 


Pronuncia suave, lento, dejando salir cada palabra sutilmente, incluso impacientándome, sabiendo lo que hace y siendo totalmente consciente de que ni la mas mínima parte de mi cuerpo iba a ser capaz de no reaccionar ante aquello. 

Los segundos parecen hacerse eternos mientras mi cabeza intenta, torpemente, enunciar una respuesta a su pregunta. 


Yo: Yo… 


Me quedo a medias al avergonzarme del temblor con el que había salido aquella palabra. Justin sonríe al notar como mis mejillas habían tomado color, debía de estar orgulloso de todo lo que estaba consiguiendo a raíz de sus provocaciones. Cierro los ojos fuertemente en un intento de escabullirme de su mirada intensa, pero cuando los abro vuelve a estar ahí mirándome cada segundo mas profundamente que el anterior. 


Yo: Yo no se a que te refieres. (Suelto rápidamente, sorprendiéndome a mi misma) 


Justin suspira y entrecerrando los ojos dirige su mirada al horizonte. Observo como se mueve su nuez al tragar saliva y como vuelve a tensar la mandíbula mientras piensa en una respuesta. Me mira de nuevo acercando su rostro hacia el mío como segundos antes estábamos. Dirige sutilmente sus labios a mi oído donde ronronea suavemente. 


Justin: ¿Por qué no me dejas probarlos, gatita? (Susurra con una voz grave, sexy, la que usa siempre en ese tipo de situaciones) 


Y logra que el corazón me de un vuelco, dos, incluso tres, para después acelerarse sin intenciones de frenar en un largo rato. Justin retrocede lentamente su rostro hasta separarse de mi oído y ponerse de nuevo frente a mí. Desvío mis ojos hacia la derecha huyendo de los suyos, sin conseguir ver mas allá de su brazo sujetando mi mano. Justin roza rápidamente su nariz con la mía reclamándome atención y consiguiéndola con demasiada facilidad. Le miro y deja una de mis manos libres para empezar a acariciarme el pelo e ir descendiendo hasta mi mejilla. Cerré los ojos ante el tacto de sus dedos fríos sobre mi piel e inspiré al notar la escasez de oxígeno en mis pulmones. Y en ese momento comencé a perder el control sobre mí. Me dejé llevar, bajé la guardia y comencé a sentirme bien, realmente bien. De pronto sus labios colisionaron con los míos y abrí los ojos aterrorizada ante el gran escalofrío que había recorrido mi espalda. Contemplé a Justin que tenía los ojos cerrados en frente de mí. Parecía estático, no se movía, sus labios tampoco y de nuevo comencé a eludir, rechazar y negarme a mi misma las ganas que tenía de continuar con todo eso. Pensé en qué hacer para acabar con esa situación y cuando estaba a punto de llevarlo a cabo movió sus labios destruyendo, otra vez, todo tipo de pensamientos que se habían creado en mi cabeza. 

Fue deslizando su mano de mi mejilla pasando por mi cuello y dejándola, segundos mas tarde, en mi cintura haciendo contacto directo con la piel que mi camiseta había dejado expuesta después de caer al suelo. Atrapa una y otra vez mis labios entre los suyos, lentamente, suave, disfrutando y haciendo inesperadamente que yo también disfrute. Me dejo hacer y le sigo el beso casi sin creerme que eso esté pasando. Justin deja mi otra mano libre y apoya su antebrazo en el suelo al ladito de mi cabeza, recargado ahí su peso, y enreda su mano en mi pelo otorgándome múltiples caricias. Mis manos reaccionan después de un largo rato sin poder hacerlo y se deslizan desde la nuca de Justin por su pecho, hasta llegar a sus abdominales. Se detienen ahí un momento, acariciándolos por encima de su camiseta todavía mojada y lentamente siguen su camino hacia arriba, hasta llegar a su cabello donde se enredan con ganas de más. De repente, el deseo incrementa y el beso se intensifica. Su lengua pide permiso a mis labios para que le dejen entrar y están a punto de otorgárselo cuando un ruido nos hace parar en seco. 
Mis ojos se abren como platos mientras miro a Justin y él por su parte pone su dedo índice sobre los labios que segundos antes devoraba pidiéndome silencio. Se escucha perfectamente y parece acercarse hacia nosotros cada vez más. En mis ojos se debe de ver el terror ya que Justin me susurra un “Tranquila, gatita” y justo después se incorpora cediéndome su mano para que yo haga lo mismo. Sin soltarme corre ligeramente hasta un tronco de un árbol donde nos escondemos. Él apoya su espalda en el tronco y yo me quedo frente a él, guiada por sus manos depositadas en mi cintura. Me mira serio y después de unos segundos algo le hace sonreír. Le ignoro dado a que la preocupación corría por mis venas.  


Yo: ¿Y si ven las mochilas o la moto? (Susurro temblorosa, asustada) 


Rápidamente la cara de Justin vuelve a estar seria. Frunce el ceño a la vez que se muerde el labio inferior. Relajadamente sube una de sus manos por mi espalda y luego vuelve a dejarla donde estaba. Inmediatamente un sentimiento de tranquilidad me invade. Se acerca unos centímetros más a mi cara.  


Justin: Habrá que arriesgarse a que eso pase. (Guiña un ojo y me sonríe)


Soy completamente incapaz de entender ese tipo de reacciones. Ni un poco de nerviosismo, ni una pizca de temor, como si fuese algo normal que ocurre todos los días. La sonrisa se esfuma de su cara cuando escucha el ruido del motor del coche, que habíamos oído antes, a varios metros de nosotros. Cierro los ojos con fuerza y me aferro a Justin rezando para que pase rápidamente y no nos metamos en líos tan pronto. Y surge efecto. 


Justin: Ya está, gatita...(Susurra en mi oído a penas unos segundos después) 


Miro mas allá del tronco del árbol asegurándome de que no hay peligro y me distancio de Justin caminando hacia nuestro “campamento improvisado”.
El sentido común parece volver a mí apresuradamente y un fuerte pinchazo se apodera de mi cabeza. 
Idiota, esa es la palabra perfecta con la que me describiría en ese momento. ¿En que estaba pensando para dejar que todo eso, el beso y las caricias, ocurriesen? Me odio y me maldigo interiormente. Nada de eso tendría haber sucedido, nada. Pienso en Brook y en lo que pensaría de mí si se enterase… y en Tyler, él no debería de haber salido de mi cabeza en ningún momento. 
Siento a Justin detrás de mí y me vuelvo hacia él sin ser capaz de mirarle a los ojos. Había conseguido lo que quería, le había dejado que lo consiguiese sin ningún tipo de dificultad. Odio. Culpa. Miré hacia su mano derecha, la cual sujetaba una bolsa que me estaba ofreciendo. La cogí sin dificultad alguna, casi no pesaba. Le miré por unos segundos a los ojos. 


Yo: ¿Qué es esto? (Pregunto en un murmullo)  

Justin: Ropa. (Dice sin mas, serio.)  


Frunzo el ceño y abro la bolsa confusa. Saco una camiseta de tirantes blanca a rayas azules y una falda azul oscura con un lazo a la altura de la cintura. El la bolsa se quedan unos zapatos negros y lo que parece ser un bolso. El desconcierto aumenta por segundos. 


Yo: ¿Para qué? 

Justin: No darías muy buena impresión entrando así (dijo señalándome) al internado. 


Deja una pequeña sonrisa a la vista mientras yo pienso en sus palabras. Silencio. Miradas frías. Odio aumentando por momentos. 


Yo: Espera, ¿Lo tenías todo planeado? 


Lanzo sin pensármelo dos veces. En su rostro se trazan gestos de desconcierto. 


Justin: ¿Qué? 

Yo: Esto (elevo la bolsa con lo que queda dentro en una mano y la ropa en la otra) Lo habías pensado ¿no? ¿También formaba parte de tú plan? (Elevo la voz, enfadada.Ya me esperaba cualquier cosa de él. Solo logro confundirlo más.)


Justin: Claro (dice algo temeroso) sabía que veníamos al bosque y que era muy probable que…(eleva las cejas de repente) Hey, espera, ¿piensas que lo he planeado todo, lo de tirarte barro y demás, para que acabásemos ahí en el suelo bes… (Le interrumpo) 

Yo: Si. 


Eleva ambas cejas molesto y se le escapa una carcajada incrédula que no le dura mas de cinco segundos. Me mira y niega con la cabeza...


Justin: Increíble…(musita mientras pasa las manos por su pelo)


Dirige sus ojos a los míos de nuevo, que le observan detalladamente y se acerca unos pasos a mi.


Justin: ¿Sabes qué? Piensa lo que quieras. (Dice abriendo sus brazos hacia los lados. Suspira con dejadez) Tengo mejores cosas que hacer que seguirle las tonterías a una niñata. Cámbiate. En cinco minutos nos vamos. (Concluye casi escupiendo estas últimas palabras con recelo) 


Se da la vuelta y se aleja caminando entre los árboles manteniendo sus puños apretados. No se a donde va pero tampoco me importa. Si no me hubiese controlado le habría tirado la bolsa con los zapatos a la cabeza. Y encima me ordena hacer cosas el muy estúpido, pero ¿Quién se cree? 
Controlo mis ganas de gritar y me siento en la orilla del lago introduciendo mis piernas dentro para despojarme del barro que había por ellas. Me quito la ropa sucia, obedeciendo a Justin con desgana, y me visto con lo que él me había dado. Si en cinco minutos no estaba lista, como el había dicho, era capaz de irse sin mí. Saco por primera vez los zapatos de la bolsa y me sorprendo al ver que son tacones, definitivamente la sangre no le llega bien al cerebro. ¿A quien se le ocurre traer tacones al bosque? Ah si, a él. Reniego en voz baja mientras me los pongo y después me cuelgo de un hombro el ridículo bolso negro que venía también en la bolsa. Me miro a mi misma y me sorprendo al observar que aquella ropa parecía quedarme incluso bien.
Sin título #10


Visualizo a Justin por entre los árboles con la cabeza agachada y con sus puños todavía apretados. Me preparo para responder a cualquier comentario suyo acerca de mi aspecto y de aquella falda quizás algo corta de más, pero pasa por mi lado ignorándome por completo. Le sigo con la mirada. Se acerca a las mochilas y saca de una de ellas una camiseta limpia. Se deshace de la suya y se pone la limpia con agilidad dejándome a la vista lo que parece ser sangre en la mayor parte de sus nudillos. Se cuelga una de las mochilas en un hombro y después de un echarme un rápido vistazo a mi, me arroja la mochila restante, la cual atrapo entre mis manos con torpeza. Le lanzo injurias mentalmente y de mala gana le sigo hasta la moto de cuatro ruedas intentando no caer en el camino por los tacones. 


Se sienta en ella y me mira de reojo hasta que yo hago lo mismo. El silencio incómodo reina en el ambiente al igual que las miradas frías. Arranca la moto y nos alejamos de allí sin dejar mucha melancolía atrás, pero si una larga lista de errores y un inmenso sentimiento de culpa. Entre los árboles nos dirigimos a nuestra próxima parada, la mas importante, la imprescindible y donde la presión recae directamente en mi: el internado.

"Por fin escribe capítulo", pensareis. La semana pasada fue un caos entre exámenes y esta tampoco es que pinte realmente bien... pero bueno, aquí está. No se muy bien que os habrá parecido pero lo he escrito con buenas intenciones, como siempre, y espero que os haya gustado :)  Gracias de nuevo a todas las que comentáis siempre y a las que no comentan siempre o simplemente no lo hacen nunca... gracias igual por leerla ;) Y no me entretengo mas diciendo lo que siempre digo que tengo trabajo que hacer, y no es poco -_- GRACIAS! COMENTAR MUCHO! :)

Os quiero!

Muack's! <3 b="b">

10 comentarios:

  1. Hooooooooooliiii:))
    Me encanta la novela, en serio. No siempre comento, lo sé, pero tú misma lo sabes, el instituto es agobiante... Da asco.
    Buuuuuuueno, ha sido tan bonito el beso y cuando se esconden*-* Lástima que siempre acaben discutiendo vv'
    Ya quiero el siguiente:)) No me entretengo que tengo cosas de insti, un beesiiiiiiitooo<3

    ResponderEliminar
  2. Este capitulo es asdkfjskldjf me ha encantado como has relatado la escena del beso y de las caricias. Y necesito mas no tienes que tardar tanto necesito mas.
    Pero como me encanta tanto esta novela esperare lo que haga falta.
    Me encanta como escribes enserio Sandra, te envidio.

    ResponderEliminar
  3. ola soi una nueva lectora tu anterior novela me lo lei en 1 dia es super bonit me.encNto i esta tambn me encanta sigue asi eres buena escritora i voi a comentar si puedo too el tiempo a i me llamo maria XD bss

    ResponderEliminar
  4. O.O por fin beso :p pero porque no otro xD bno me encanto beso y publica pronto (sin presion) :D

    ResponderEliminar
  5. aksfkdjasfliehgingfslgirhdakfjhfuaed por diooooooo' I LOVE IT! La espera a merecido la pena! Me encanta ir leyendo,y leer lo mismo una y otra vez imaginandomelo todo,y no continuar leyendo hasta que me haya imaginado la escena en mi cabeza.Había que asimilarlo todo jaja. Abrió los ojos y vio los de Justin cerrados ahh a que me suena eso?? jajajaja bueno pues eso que ME A ESCANTADO DEMASIADO. Pobre Justin,se a puesto a pegarle puñetazo a los árboles de la misma rabia.Me encantan los tios así.Me encanta todo hoy jajaj ^^

    ResponderEliminar
  6. cbfgfrt5rgre *-* sin palabras
    me ha encantado el capitulo, en serio :) El momento del beso *-* pero no puede haber reaccionado asi despues del beso! esta claro que se gustan!!!
    Espero que pronto lo acepten y esten juntos
    publica pronto plis
    besos

    ResponderEliminar
  7. asdfghjkl INCREÍBLE, ALUCINANTE... ¡SE BESARON! AAAHHHHHHHHHHHH ME ENCANTA :D

    ResponderEliminar
  8. o.o Se han besado weeee jajajajaja
    siguienteee espero que lo publiques pronto
    Me encanta tu novela estan kdjfnvfidfsevhisv x)
    ¿Te puedes pasar por mi novela?
    http://justinytuloquenomeesperaba.blogspot.com.es/
    Besoos
    Renee

    ResponderEliminar
  9. Me encanta, síguela :)

    ResponderEliminar
  10. PERFECTA, TU NOVELA ES PERFECTA ! SIGUE ESCRIBIENDO POR FAVOR :)

    ResponderEliminar

(Hours to make, seconds to comment) :)