Capítulo 40: 61 Alfred Street

Yo: Dijo que después de que esto acabe te devolvería el favor, que te echaría una mano con lo que quisieras.


Kristen echó una mirada fugaz a Zayn y este también la miró a ella. Parecían poder leer en los ojos del otro lo que este estaba pensando y sin intercambiar palabras en menos de un minuto se habían puesto en marcha para pensar algun plan para conseguir entrar en ese archivo sin ser descubiertos.
 El móvil comenzó a vibrar en el bolso que llevaba colgado de mi hombro. “El chico que me vuelve loca” llamando. Todavía no había cambiado el nombre de contacto desde que él me robó el móvil. Dudé varios segundos pero finalmente colgué antes de contestar. Esto lo iba a hacer yo sola, por mi cuenta y a él le iba a tocar confiar en mí aunque solo fuese un poquito.

(...)

 Salí del internado intentando disimular un poco la alegría que llevaba dentro. Atravesé el enorme jardín que rodeaba el internado y salí por la verja por la que hacía algo más de media hora que había entrado. Giré a mi izquierda y pude ver, no muy lejos, a Justin mirando su móvil que en esos momentos permanecía entre sus manos. No tardó mucho en elevar su cabeza y ver como me acercaba a él. Evité su mirada furiosa sobre mí y aproveché para sacar del mini-bolso los papeles que había conseguido con la ayuda de Zayn y Kristen. Todo, por suerte, había resultado ser un auténtico éxito y una sensación parecida a la satisfacción hacía varios minutos que habitaba en mí, pero no era ignorante y sabía como Justin iba a empezar a gritarme en cuanto me acercase un poco mas. Un paso, dos, tres mas y estampo los papeles que había sacado segundos antes de mi bolso en su pecho sin dejar atrás, ni por una milésima de segundo, mi orgullo. Logro visualizar su cara fría y rígida por el rabillo del ojo en mi intento de pasar de largo por su lado y alejarme unos cuantos metros antes de que se ponga a gritarme, pero adelanta sus movimientos me frena en seco cogiéndome del brazo con fuerza. Alcanzo a ver como los papeles que le había dado caen al suelo antes de que me obligue a mirarle a los ojos. Me coge de los hombros y me empuja hacia atrás hasta notar la verja del internado, que en este lado estaba cubierta de matorrales que no permitían ver a través de ellos, en mi espalda. Quita las manos de mis hombros y las pone a ambos lados de mi cabeza, acorralándome por completo. Su mirada me incomoda, me perturba, y unas inmensas ganas de huir de ella se apoderan de mi, pero no puedo, imposible. Tensa la mandíbula y yo también me tenso aunque intento parecer lo mas tranquila posible, incluso desafiante.


Yo: ¿Así me tratas después de haber conseguido los papeles que querías? (Pregunto elevando las cejas)


Justin sonríe irónico, pero no durante mucho tiempo. Mi sangre se hiela, está realmente enfadado, sus ojos lo transmiten. 


Justin: Vuelve a hacer las cosas por tu cuenta y me largo, y me da igual donde estés, te hayas metido en lios o no, me voy ¿lo has entendido? 


Guardo silencio unos segundos largos y tuerzo mi cabeza ligeramente hacia un lado. 


Yo: Extraña forma de dar las gracias. 


 Provoco que Justin vuelva a tensar su mandíbula y mirándome con odio. Golpea fuertemente la verja haciendo que vibre y acerca su rostro al mío quitandome la respiración por completo.


Justin: Esto no es un puto juego, Juliett (Gruñe) esto es peligroso, un pequeño error y todo se puede acabar ¿entiendes? (Suspira y niega con la cabeza mirando hacia abajo. Me mira.) Joder, se supone que estás aquí para ayudarme no para hacer la cosas mas difíciles. 

Yo: Y te he ayudado. (Dije señalando ligeramente con la cabeza los papeles que ahora estaban en el suelo) 

Justin: He estado a punto de meterme ahí dentro porque pensaba que cuando salieses lo harías con la policía a tu lado. (Reprochó)


 Miré hacia el suelo y él suspiró mientras quitaba las manos de ambos lados de mi cabeza y retrocedía unos pasos. 


Justin: Deja tu orgullo aparte si quieres seguir con esto. 


 Dijo finalizando la conversación y dejándome allí de pie inmovilizada, sintiéndome culpable. Cogió las hojas del suelo y se apoyó en la moto para comenzar a leerlas, cosa que yo ya había hecho antes para saber si era lo que de verdad buscaba. Me acerqué a él. 


Yo: Brantford (hice una pausa) 63 Alfred Street.


 Me miró y yo aparté la mirada. Continué. 


Yo: Mariah Pickton. 37 años. Es panadera. Luka Hughes, 40 años. Trabaja de profesor en una universidad. No tienen hijos. Adoptaron a Derek hace poco más de un año. 


 Dirijo mi mirada hacia Justin que me mira sin una expresión definida. Nos quedamos así varios segundos largos hasta que bajo la cabeza y al levantarla me aclaro la garganta suavemente. Suspiro. 


Yo: Lo siento. (Niego con la cabeza y cojo aire) No… no debería haber entrado así, y tendría que haberte cogido el teléfono cuando has llamado… 


 Justin asiente aceptando mis disculpas. Dobla los papeles y se los mete en el bolsillo de su pantalón. Se sienta sobre la moto y me hace una señal con la cabeza para que yo también lo haga. Me cuelgo la mochila en la que llevábamos la ropa sucia, las mantas y demás, me agarro a su camiseta y Justin velozmente arranca. No tardamos mucho en salir del bosque y llegamos a una carretera poco concurrida con varias casas de campo muy dispersas entre sí. Justin paró la moto y se bajó haciéndome una seña con la mano de que fuese caminando hacia delante. Le hice caso y él bajó un pequeño desnivel que separaba la carretera de una de aquellas casas de campo. Seguí caminando hacia delante sin mirar atrás hasta que oí y vi a un hombre de más de 50 años lanzando injurias al aire, y en menos de dos segundos una camioneta algo destartalada apareció a mi lado. Entonces comprendí que aquel hombre no lanzaba injurias al aire, sino al ladrón de su camioneta, o a Justin, que resultaba ser la misma persona. Frenó y rápidamente me ordenó que subiera y así lo hice. Pisó de nuevo el acelerador y en poco tiempo dejamos atrás aquellas casas para adentrarnos, esta vez, en una carretera mas concurrida. Miré a Justin. 


Yo: ¿Era necesario hacer esto? 

Justin: Si no queremos llamar la atención sí. A parte, íbamos sin casco, podrían habernos multado. (Vaciló)


Suspiré y dirigí mi mirada al frente. No sabía a donde iba a parar todo esto ni lo que íbamos a hacer cuando llegásemos a Brantford pero Justin ya parecía estar tejiendo algún plan en su cabeza. Ya eran algo más de las doce del medio día y me preguntaba como llevaría Brook eso de encubrirme en el campamento. Si se enterase de que estaba en una camioneta con Justin de camino a Brantford para buscar a su hermano, no me creería. Y si llegase a creerme me odiaría toda su vida. No me gustaba mentirle, pero a estas alturas tampoco podía decirle la verdad. 
 Justin sintonizó la radio y una melodía de lo que parecía ser una canción country comenzó a sonar tenuemente en aquella vieja camioneta. Después de varios minutos circulando en silencio apartó la vista de la carretera para mirarme a mí. 


Justin: No me has contado como has conseguido los papeles. (Dijo interesado y volvió a dirigir su mirada a la carretera) 

Yo: Digamos que Zayn también sabe hacer buenos planes. (Dije sin mas, no me apetecía empezar a contar lo que había pasado, y Justin tampoco pareció interesarse mucho porque lo hiciera) 

Justin: Llevamos toda una vida practicando como para ahora fallar en estas tonterías.

Yo: ¿Tonterías? (Pregunté ya que esa respuesta me había impactado) 


¿Qué tipo de cosas se supone que planeaban para que esto lo comparase como una simple tontería cuando el mismo minutos antes me había echado en cara que me tomaba esto como si fuese un juego? 


Justin: No preguntes.(Contestó ahora serio) 


Tenía que ser bipolar, no quedaba otra. No insistí mucho más. No me apetecía crear otro tema de discusión y un cartel con “BRANTFORD” escrito también logró desviarme del tema.


Yo: Le di a Zayn tu número de móvil para llamarte cuando quisiese cobrarse el favor. (Dije pasiva mientras miraba entretenida por la ventanilla)  


Justin simplemente asintió sin mirarme, concentrado en la carretera. Apagó la radio cuando comenzó a adentrarse en las calles en busca de nuestro destino: 61 Alfred Street. Era un pueblo bonito, entrañable, con casas bonitas y barrios tranquilos, todo muy típico canadiense. No era muy diferente a Stratford.
 De pronto una multitud apilándose alrededor de una casa e impidiéndonos el paso contrastó con la tranquilidad que había en la mayor parte del pueblo. Justin aparcó la camioneta varios metros antes y los dos bajamos advirtiendo como una gran columna de humo salía de aquella casa. Justin se dirigió a la parte trasera de la camioneta y quitó la matrícula de esta guardándola en los asientos de atrás para que nadie pudiese verla ni la policía identificarla en caso de denuncia. Mientras él hacia eso me encargué de buscar en que calle estábamos y la terrible coincidencia me dejó helada. Justin se acercó a mi lado contemplando aquella imagen desagradable y agobiante a la vez. Intenté deshacerme del nudo que se me había formado en la garganta y contarle lo que había descubierto. 


Yo: Justin, esta es la calle… 


 Me miró confundido. 


Justin: ¿Qué calle? 


 Y sin ser capaz de pronunciarla, le señalé el cartel en el que lo ponía. Rápidamente sus ojos se llenaron de desesperación, de necesidad de información, de angustia, pero un hombre mayor de unos 70 años, con un móvil en la mano, le quitó la intriga y le confirmó su mayor temor al llamar a los bomberos y pedir que se dirigieran al número 61 de Alfred Street. 


Justin: ¡Mierda! (Exclamó pasándose las manos por su pelo) 


Y casi sin darme cuenta comenzó a esquivar al público que miraba expectante esa catástrofe. Maldiciendo al destino interiormente le seguí hasta llegar yo también a primera fila. La situación era peor de lo que me había imaginado. La casa estaba envuelta en llamas violentas que destruían todo lo que se les ponía por delante. Crujidos de maderas cediendo al paso del fuego horrorizaban a la gente y gritos ensordecedores de vecinos diciendo que había gente dentro te bloqueaban por completo y te destrozaban sin compasión. Cuando me quise dar cuenta, Justin había desaparecido de mi lado. El personal de bomberos junto con la policía llegó y comenzaron a acordonar la zona pidiéndonos que nos echásemos hacia atrás para poder hacer su trabajo. Comencé a buscar desesperadamente a Justin, comencé a preguntar a la gente que había allí que si lo habían visto, pero poca gente era capaz de responderme. La angustia creció en mi. Me negaba a pensar en que podía haberse metido allí dentro, pero tampoco era capaz de evitar no considerar esa posibilidad.



Mis comentarios ya suelen ser monótonos, no paro de pediros disculpas por tardar tanto. Este curso está jodido y de verdad que siento tardar tanto en escribir, pero no puedo hacer otra cosa. Intento escribir lo mas pronto posible pero cuando no es por una cosa es por otra, si no son exámenes son deberes, si no son deberes es estudiar, si no es estudiar es leer libros insufribles que me mandan en el instituto y si no es leer libros insufribles es hacer algún trabajo. Y a parte se me hace imposible escribir en clase, no como el año pasado. ¡Han cambiado tanto las cosas! Espero que a vosotras os estén yendo bien las cosas, que esteis contentas con vuestro curso y que no esteis tan agobiadas como yo... Y si lo estáis, ya queda poco para Navidad. ;) Gracias por seguir leyendo esta historia, y gracias por gastar algo de vuestro tiempo comentando ajansbhbjadubreuhbvueiuhikd <3 nbsp="nbsp">
Comentad! 

Besos!! :)

"Obstacles are what we see when we take our eyes off the goal"

10 comentarios:

  1. 1 en comentar ola me encanta tu novela no pasa nd jaja Xd tu cuando puedas te comprendo io tambn estoi asi de estresada como tu jajaja sigue asi

    ResponderEliminar
  2. aaa me llamo maria soi la de antes

    ResponderEliminar
  3. :O No se puede haber metido en la casa!! Espero que no le pase nada a Justin ni a su hermano y que todo salga bien
    Estoy deseando leer más
    Publica pronto plis
    besos

    ResponderEliminar
  4. YUUUUJUUUU! Capitulo nuevo jajaja ya echaba de menos leer esta novela :') Que sepas que me sigue encantando igual que siempre y que si puedes sube pronto (:
    Muuuaaaak(; @amayikaBelieBer

    ResponderEliminar
  5. Me encanta, de verdad. He estado intrigada, y el comportamiento de Justin, así muy bipolar, me encanta. Que te puedo decir más me encanta como escribes, de verdad. Nada comparado con la mía. Me encanta y que gracias por escribir tan jysdfgjksdjkhsdkj bueno pues eso que un siguiente bien grande que te mereces guapa. Y te vuelvo a preguntar si lees mi nove? (siento ser tan pesada) pero es para avisarte y eso, es que te aviso casi todas las veces que subo y aún no sé si lees o no mi novela. Siento ser tan pesada de verdad. Besis.♥

    ResponderEliminar
  6. Aii ese se ha metido en la casa fijo,espero que no le pase nada :S
    Pero confío en él,confío en que les salve,es capaz de morir por su famila,eso seguro,pero también sé que obviamente no morirá... MÁS TE VALE SANDRA
    El orgullo de Juliett me recuerda al de alguien... xD
    Bueno,besituus ;)

    ResponderEliminar
  7. Te adoramos a ti y a tu novela, tomate tu tiempo sandra, te entendemos...yo tambien soy una agoviada... :) Besos

    ResponderEliminar
  8. Menudo par de orgullosos.
    Justin se ha pasado un poco...

    Seguro que es él el que se ha metido en la casa, pero tendrá el suficiente cuidado para salir vivo, eso también es seguro.

    No importa lo que tardes en subir capítulo, de verdad, yo estoy en 3º y estoy más o menos como tú, harta de leer libros que para nada quiero, de hacer deberes y estudiar, y más de tener que acostarme tardísimo solo para hacerlo, es horroroso, pero lo que dices, la Navidad está a la vuelta de la esquina, 20 días, que entre fines de semana, fiestas y actividades se van a pasar volando, ya lo verás, ¡mucha suerte y ánimo!
    Un beso escritora.

    ResponderEliminar
  9. wooow como siempre me encanto :) y ntp yo tambn est agobiada de trbajos y demas y... NEVER SAY NEVER:e

    ResponderEliminar
  10. mee encantaaa pASATE POR La mia es la primera q escribo y no me gustaria cancelarla ----> http://webnovela-mesecuestroelamordemi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

(Hours to make, seconds to comment) :)