Capítulo 51: ¿Mejores amigos?

Me dedicó una mirada fugaz pero dura, penetrante, de esas que incluso había llegado a echar de menos. Un escalofrío recorrió entero mi cuerpo… 


Justin: No me toques las narices, Juliett…


¿Por qué todo lo que le decía ultimamente parecía molestarle?


Yo: Tengo derecho a saberlo ¿no? Ya te dije que no pensaba hacer nada más al margen de la ley desde lo de Derek…


Al pronunciar su nombre vi como los nudillos que sujetaban el volante se le comenzaban a poner blancos de la fuerza con la que lo agarraba. Bingo. Acababa de encontrar el centro del problema. Le había pasado algo a Derek, por eso estaba tan… como decirlo… insoportable. Le miré y observé su rostro tenso. Apretaba su mandíbula con fuerza y apenas pestañeaba. Tenía la mirada completamente clavada en la carretera y supuse que no era el mejor momento para preguntarle. ¿Qué le podría haber pasado? ¿Lo habrían descubierto? Intenté imaginar lo que sería para mí estar tanto tiempo separada de mi hermana, encontrarla, estar con ella y que de repente se volviera a alejar de mi lado. Guardé silencio el resto del viaje y sentí que de alguna manera Justin me lo agradecía. 
Paramos en una urbanización, delante de una casa que parecía completamente nueva. Un hombre con un traje oscuro y una carpeta en una de sus manos estaba parado en la puerta. Justin salió primero del coche y yo le imité unos segundos después. Fue directo al hombre que sonreía triunfante a medida que nos acercábamos. Se saludaron chocando sus manos y tras unas cuantas bromas por parte del hombre con traje Justin firmó unos papeles y seguidamente recibió unas llaves que correspondían a la casa y otra a la cochera, tal y como había dicho el señor trajeado. Tras unas cuantas bromas más, se despidieron y Justin se dispuso a entrar a la casa. Yo no entendía nada. ¿Qué se suponía que era todo esto? ¿Había comprado una casa? ¡No era mayor de edad! ¡No podía hacer eso! Entré tras él y cerré la puerta a mis espaldas. Olía a nuevo. Justin sonreía orgulloso. ¿Cómo podía cambiar de ánimo tan rápido?


Justin: ¿Te gusta? (Preguntó mientras parecía admirar cada rincón de la casa)

Yo: ¿La has comprado?


Dudó unos momentos qué responder.


Justin: Se podría decir que si…  (Se dejó caer en el sofá y puso sus manos detrás de la cabeza, mirando hacia el techo)

Yo: Pero…


Me interrumpió.


Justin: No preguntes cómo, gatita… sabes que puedo conseguir lo que quiera.


Me costó no abrir la boca sorprendida y comenzar a pegar saltitos de alegría. ¿Había dicho gatita? Encubrí la emoción de que volviese a ser el Justin que yo conocía.


Yo: Y... ¿Para qué quieres tu una casa? (Fruncí el ceño) 


Él rió. Estaba relajado y eso se notaba en su rostro. 


Justin: No es para mi, es para Zayn y Kristine… era el trato que hicimos ¿recuerdas?


Elevé mis cejas sorprendida. ¿Todo esto iba en serio? Parecía algo salido de una auténtica película. Me estremecí al intentar imaginar el tipo de cosas que habría hecho para conseguir comprar esa casa siendo menor de edad. Cuando decía que lo podía conseguir todo, ¿era todo? Pero ¿Cómo? ¿Qué tipo de “chanchullos” tenía por ahí?


Justin: Vendrán mañana… si todo sale bien.

Yo: ¿Se van a escapar del internado?


Él asintió y yo me senté en una especie de sillón que había formando un ángulo recto con el sofá en el que Justin seguía tumbado. El silenció volvió a inundar el ambiente, pero no era nada nuevo entre él y yo. Me detuve a mirar detalladamente la casa. Era bonita, espaciosa y los muebles eran modernos. Había una segunda planta donde supuse que estarían las habitaciones. No había visto el jardín pero no debía de ser muy pequeño. Sonreí por ellos y sin querer, al acordarme de la bonita pareja que hacían y del amor que desprendían simplemente con mirarse a los ojos. 
Derek volvió a mi cabeza. Miré a Justin que seguía relajado en el sofá, perdido en sus pensamientos y pensé que, por fin, era el momento indicado para resolver todas mis dudas. 


Yo: ¿Qué le ha pasado a Derek?


Justin me miró con dificultad por la posición en la que estaba y me dedicó un suspiro pesado. Volvió a mirar al techo.


Justin: Ya tardabas en preguntar… 


Guardé silencio y esperé a que me lo contase y para mi sorpresa lo hizo más rápido de lo que pensaba que lo haría.


Justin: Le dije que no saliese del garaje. Estaba detrás de unas cajas llenas de trastos, allí estaba seguro de que no le verían… pero dejaron la puerta abierta para hacer algo y Derek salió corriendo detrás de un balón de fútbol que había salido de algún jardín empujado por el viento. (Pasó sus dedos entre su pelo y estiró de él suavemente. Suspiró) Por suerte Dylan y Mery no lo vieron, pero acabó perdiéndose y unos vecinos llamaron a Servicios Sociales… y le llevaron al internado. 


Guardé silencio unos segundo intentando asimilarlo todo. Lo había contado sin rodeos, había ido directamente al grano.


Yo: ¿Y no piensas hacer nada? (Murmuré)


Se incorporó sentándose y apoyando sus codos en sus rodillas. Negó con la cabeza y me miró.


Justin: Las cosas se están poniendo difíciles, nena.

Yo: ¿Por qué? (Fruncí el ceño)

Justin: Por que no se cuales serán los planes de mi padre cuando salga de la cárcel…


Abrí los ojos escandalizada. ¿Salir de la cárcel? ¿Cuándo? ¿Ya? Justin me miró y sonrió levemente por la expresión de mi cara. ¿Cómo podía aparentar estar tan tranquilo?


Yo: ¿Cuándo saldrá? (Pregunté intentando suavizando mi rostro)

Justin: No lo se, en un par de semana harán un juicio. Al parecer por su buen comportamiento le van a acortar la condena o incluso a darle la condicional. Le enviaron una carta a Dylan y a Mery para avisarles. 

Yo: ¿Y eso a ti... te afecta de alguna manera? (Pregunté dudosa, casi arrastrando mis palabras.) 


De esos temas no entendía nada, estaba perdida. Justin se encogió de hombros. Ahora sus ojos expresaban algo parecido a preocupación. Era raro verle así. 


Justin: Es mi padre...  (Dijo haciendo que resultase obvio que le afectaba)


Agachó su cabeza y de nuevo pasó su mano por su pelo, como pensando o intentando hacerse a la idea de algo que le resultaba difícil de aceptar. 


Justin: Existe la posibilidad de que quiera de nuevo la custodia de Derek y mía. 


Me miró con una mirada difícil de explicar, entre confuso y perdido. Parecía el niño más indefenso del mundo en esos momentos y me moría de ganas por saltar encima de él y abrazarle susurrándole que todo iba a salir bien, que no se preocupase, que siempre iba a estar a su lado; pero me contuve. La boca se me había quedado seca ante la noticia y humedecí mis labios en un intento de que la situación mejorase pero no sirvió de nada. Justin se dejó caer hacia atrás apoyando su espalda en el respaldo del sofá y manteniendo su mirada perdida en el televisor de plasma apagado.


Yo: No creo que le den la custodia. Le dio más importancia a unas botellas de alcohol que a sus propios hijos… (Dije en un intento de tranquilizarle)

Justin: Ha estado en terapia. Ha dejado el alcohol…

Yo: Los jueces no serán tan tontos como para dársela… (Murmuré negando con la cabeza como si fuese evidente)

Justin: Pero todo el mundo merece una segunda oportunidad ¿no? (Dijo en un susurro)


Elevé mis cejas. ¿Lo estaba defendiendo? Intentaba ponerme en su lugar, al fin y al cabo era su padre... pero todo por lo que habían pasado él y Derek era por su culpa. Él les había robado una infancia normal, con unos padres que cuidaran de ellos y que les dieran amor. No, no entendía que ahora le defendiera...


Yo: ¿Tu qué quieres?


Mi pregunta le pilló desprevenido provocándole un suspiro pesado. Negó con la cabeza y me miró.


Justin: No lo se. Yo solo quiero estar con mi hermano en una familia normal. Quiero darle la estabilidad que yo no tuve cuando tenía su edad. Solo quiero lo mejor para él…


Su mirada perdida expresaba tristeza y melancolía. Parecía tan vulnerable en ese momento… Justin se puso de pie y se dirigió rápidamente al piso de arriba. Tras unos segundos le imité y le seguí hasta que cerró lo que imaginé que era la puerta del baño en mis narices. Oí el agua caer del grifo sin cesar y así continuo durante unos minutos. No quería agobiarle. Era la primera vez que le veía así de afectado por algo y no sabia que hacer para ayudarle. El agua dejó de caer y el silencio fue lo único que comencé a escuchar del otro lado. Un silencio ensordecedor e inquietante. Pasó un minuto, quizás dos y  mis nudillos golpearon con suavidad la puerta tres veces. La abrí lentamente y le vi sentado a la derecha, con sus piernas flexionadas y los codos apoyados de nuevo en sus rodillas dejando los brazos caer. Cerré la puerta y me senté a su lado. Miré al frente unos segundos y tomé aire. Toqué suavemente con mi mano su brazo y le miré hasta que él me devolvió la mirada. 


Yo: No te preocupes, todo va a salir bien… elegirán lo mejor para Derek y para ti.


Me dejé llevar y le di un pequeño beso en su hombro, por encima de su camiseta. Él miró sus dedos entrelazados y asintió ante lo que le había dicho. Le miré de nuevo a sus ojos que rápidamente me miraron a mí y pude escuchar como tragaba saliva. Se humedeció los labios y yo no pude evitar morder la parte interna de mi labio inferior. Comenzó a acercarse lentamente, dándome la posibilidad de escapar si quería pero no lo hice. No, no quería escapar. Quería que me besara. Ahí y ahora. Sonrió sutilmente al ver que no retrocedí ni un milímetro. Dos milímetros para sobrevolar el cielo. Un milímetro para tocar las nubes con la punta de los dedos… 
Un escandaloso tono de llamada nos hizo sobresaltarnos y rápidamente el espacio entre nuestros labios se incrementó. Justin miró su móvil rápidamente…


Justin: Mi madre… (Me dijo poniéndose de pie y aceptando la llamada)


Me llevé las manos a la cabeza unos segundos y me incorporé yo también. Justin abrió la puerta del baño y salió y yo le imité. Al parecer, Mery estaba enfadada y preocupada por nuestra tardanza pero Justin le estaba dando buenas excusas así que no había de qué preocuparse.  Mientras continuaba la conversación con Mery, Justin cogió las llaves de la casa y de la cochera, apagó las luces y me hizo una seña para que saliese de la casa haciendo él lo mismo unos segundos después. Al finalizar la llamada guardó el móvil en el bolsillo de su pantalón y subió al coche. Yo ya estaba esperándole dentro.


Yo: Se ha hecho tarde… (Murmuré al ver como se estaba poniendo el sol en el horizonte)


Justin asintió concentrado en la carretera. Di un respingo al notar mi pierna vibrar. Cogí el móvil, era un mensaje. A Justin le comenzó a sonar también. Lo sacó de su bolsillo y me lo lanzó para que yo lo mirara y él no se distrajera de la carretera. Fruncí el ceño al leerlo. Era el mismo mensaje.


Justin: ¿Qué pone? (Preguntó al verme la cara)

Yo: Es el mismo mensaje…(murmuré y comencé a leerlo) Mañana fiesta en casa de Thomas para celebrar la llegada del verano… (Dejé de leer y miré a Justin con el ceño fruncido) ¿Quién coño es Thomas?

Justin: Tiene un par de años mas que nosotros, ha repetido varias veces (hizo una pequeña pausa) Sigue.

Yo: Mm… os esperamos a partir de las ocho. Habrá alcohol, comida y un DJ. Corred la voz. 

Justin: ¿Irás? (Preguntó mirándome mientras cogía su móvil)

Yo: ¿Yo? ¡Ni siquiera le conozco!

Justin: ¿Y qué mas da eso? Te han invitado y no parece que les importe mucho quien vaya, solo quieren pasárselo bien.

Yo: ¿Tu irás?


Asintió con la cabeza.


Justin: Supongo, necesito beber y olvidarme de todo por un día. 


Aparcó el coche en la puerta de mi casa y bajamos los dos. Mery y Dylan seguían en casa. A este paso acabaríamos viviendo juntos…


Justin: Espero que tú también vayas. 

Yo: ¿Yo? ¿Por qué? (Dije mientras avanzábamos por el jardín hasta el porche)

Justin: Para acabar lo que nos hemos dejado a medias en el baño, gatita… 


Me guiñó un ojo falsamente y después comenzó a reírse y yo no pude evitar reírme con él. Le pegué un puñetazo débil en el hombro y abrí la puerta de casa. Esta mañana era casi imposible pensar que me mirase a los ojos y ahora estábamos riéndonos juntos como nunca antes había pasado, como si fuésemos mejores amigos desde hacía mucho tiempo, desde la infancia. Sin estar alerta por nada, relajados, como si la confianza entre nosotros hubiese aumentado descabelladamente en solo unas horas. Era extraño pero increíble y solo esperaba que no fuese la única vez que sintiera eso entre nosotros. Mejores amigos. Sonaba bien.



Casi dos meses sin poner nada aquí. Si, lo se, es para matarme... pero ya he vuelto a las andadas y espero que al mismo nivel de siempre ;) Comentad y esas cosas que ya sabeis que os leo a todas!

SI HAS LEÍDO ESTE CAPÍTULO HÁZMELO SABER! 

6 comentarios:

  1. Bueno pues que mas que decirte que son perfectos los tres capitulos, que espero que subas pronto porque me muero de la intriga por saber que es lo que pasara en esa fiesta y que por favor no nos hagas sufrir mucho mas con esas movidas que tienen entre ellos jajajajjajj!! bueno pues eso que gracias por subir y que espero con ansia el siguiente capitulo un besitoo((:

    ResponderEliminar
  2. ¡Tres super-capítulos! Me han encantado, pero ahora me he quedado también con la intriga. Porfas, sé que a lo mejor es mucho pedir, pero sube otro capítulo pronto plisss, que me muero de ganas por seguir leyendo...

    ResponderEliminar
  3. Wow! Los tres capitulo Súper Bellos,No importa que no hayas subido de seguro tienes tus Razones:) (bueno esta bien en una ocasión si quise matarte) jaja:3
    Pero sube pronto si? Me quede intrigada'bueno te mando un besote!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantadoooooiooi! Síguela por favor !!!!!!! La amamossss! WOW HA SIDO INCREÍBLE!!! Tequeremoooossss

    ResponderEliminar
  5. -estubo,Exelente,Romantico,Confuzo,Trizte.Tubo de todo & es verdadera mente sorprendente que ayas vuelto con tres capítulos espectaculares!



    Creo que Justin empeoro en su forma de ser lo cual es Intrigante & Bueno juliett sigue siendo la misma persona Dulse & Tierna de antes, lo cual los Hace la pareja Perfecta <3




    Ya te extrañaba & aunque no comentaba muy seguido siempre leía los Capítulos. Es bueno que estés de regreso tu novela es genial(x espero con ansias el Próximo capitulo.



    Me quede algo sorprendida porque juliett&justin se iban a besar senti askjaskjaskjask en mi pansita :33 cuidatte!


    (I)(N)(C)(R)(E)(I)(B)(L)(E)(<3)

    ResponderEliminar
  6. asdfghjkl, siguiente pls pls pls.
    me encanta, ais.

    ResponderEliminar

(Hours to make, seconds to comment) :)